Avances/Mass Effect

Primer contacto con Mass Effect Andromeda

El lanzamiento de Mass Effect Andromeda en Europa está exactamente a un mes. Muchos meses de expectativas, de información y trailers han puesto a la nueva space opera de BioWare en el punto de mira. Los jugadores están deseando saber más y hoy, por fin, puedo daros más información tras haberlo probado en las oficinas de Electronic Arts, en Madrid.

Mass Effect Andromeda Alec y Sara Ryder

En una presentación que conectó a varios países con Fabrice Condominas, productor del juego, se nos introdujo poco a poco a los secretos de esta nueva galaxia y a las novedades del juego. De hecho, utilizó los primeros instantes del juego para ponernos en situación, antes de darnos libertad para completar la primera misión del juego, que presenta los conflictos de Mass Effect Andromeda, así como una centrada en el planeta Kedara, que pudimos ver en el tráiler gameplay de hace dos meses. Sin entrar en detalles del argumento, diré que esta nueva aventura de Mass Effect alcanza un buen equilibrio, al menos en lo que vi, entre la nostalgia y la sensación de sorpresa ante la novedad. El sentimiento que experimentamos todos cuando jugamos por primera vez a Mass Effect 1 regresa en Andromeda, adornada con la confusión de los acontecimientos que se suceden y la necesidad de saber más.

Evolución del sistema de combate

Nuestra primera toma de contacto en la preview fue descender a ‘Habitat 7’, el planeta que se menciona en uno de los últimos trailers. El sistema de combate, tal y como dijo Frabrice Condominas, es una evolución del utilizado en Mass Effect 3, “mucho más dinámico, con mejores físicas y verticalidad”. Toma como base la interfaz, mostrando los iconos de nuestros compañeros, los accesos directos a nuestros poderes y la barra de vida. A la hora de enfrentarnos a los enemigos, podemos dar órdenes a nuestros compañeros, bien a cada uno de forma individual, o a los dos a la vez, como se podía hacer en la trilogía original. Nuestra vida ya no se regenerará de manera automática, sino que tendremos que utilizar un medigel para recuperar la que hayamos perdido. He de confesar que fui incapaz de encontrar la forma de emplearlo mientras estaba jugando, pudiendo curarme únicamente al encontrar un botiquín. Tanto el medigel como la munición se consiguen acercándonos a las cajas que los contienen y, además, los enemigos soltarán algunos de estos recursos cuando acabemos con ellos.

Las ruedas nos permiten elegir el tipo de munición que queremos utilizar, así como el arma que queremos empuñar en el momento. No obstante, y como no podía ser de otra manera, hay también un botón de acceso directo para esto. Los poderes, como ya se ha comentado, tienen un contador independiente cada uno, lo que ayuda a que llevemos a cabo poderosos combos que nos dan un extra de experiencia. Estos, por cierto, recuperan ataques que ya conocemos de la trilogía original, como alzamiento o carga biótica, aunque su diseño y efectos se han modificado, dándoles un aspecto renovado y más llamativo. Y, por supuesto, podemos cambiar nuestras habilidades modificando el árbol al que queremos acceder. Argumentalmente, esto es gracias a la presencia de SAM, una IA conectada a nosotros y a nuestros compañeros, tal y como se reveló en uno de los vídeos de la Iniciativa Andromeda. Cuando queramos elegir nuestros poderes, tendremos hasta siete configuraciones, que se irán desbloqueando según vayamos avanzando en la historia. Primero habrá tres: Soldado, Ingeniero y Adepto, que se ampliarán con Vanguardia, Centinela, Infiltrado y una nueva, Explorador, pensada para aquellos jugadores que quieren un poco de cada configuración tradicional. No sólo bastará con seleccionar nuestras habilidades, sino que también habrá que mejorarlas, con un sistema similar al árbol de habilidades de Mass Effect 3. En total podremos encontrar cerca de 300 opciones, que nos permitirán adaptar al Pionero a nuestro sistema preferido de combate. Además, conforme vayamos desbloqueando poderes de cada rama, obtendremos diversas bonificaciones que afectarán al daño y duración de nuestros poderes así como desbloquear determinados efectos extras en los ataques,  las protecciones y las evasiones.

Un elemento totalmente nuevo que encontraremos en Mass Effect Andromeda es la rueda de favoritos. En ella podemos marcar cuatro configuraciones de habilidades favoritas que nos dará acceso a 12 poderes, en mitad del combate. Gracias a ello, nuestra versatilidad a la hora de adaptarnos a los desafíos es mucho mayor, y las luchas ganan enteros.

Los combates a los que hice frente durante la preview fueron al aire libre, por lo que no puedo valorar si el resto de los enfrentamientos tendrán áreas más reducidas llenas de coberturas, algo clásico de los juegos de BioWare, o algo más similar a lo que he probado. En este último aspecto, pude comprobar si el uso de las mismas es más sencillo, dinámico e intuitivo y, ciertamente, es así. Basta con acercarte a una cobertura para que Ryder haga uso de ella, y se aleja con la misma facilidad. Es más, si nos entorpece un poco la línea de disparo, siempre podemos cambiar el hombro con el que apuntamos. Es decir, un sistema similar al del primer Mass Effect -ya no tenemos que pulsar ningún botón, lo que nos evitará encontrarnos en mitad del tiroteo por error-, pero muy mejorado, que evita esa sensación ‘ortopédica’ del primero.

Por otro lado, la omniblade es más dinámica, y tiene un ataque poderoso, como ocurría en Mass Effect 3 cuando manteníamos pulsado el botón de cuerpo a cuerpo -que variaba entre puñetazo biótico y omniblade en función de nuestra especialización, aunque en este caso no lo he podido comprobar-, y otro débil pero más rápido.

La verticalidad que mencionaba al principio viene del uso del jet-pack en combate, que nos permite mantenernos en el aire unos segundos para eludir las coberturas de los enemigos, o bien acceder a otras zonas que nos sitúen por encima del campo de batalla.

Mass Effect Andromeda Kett

La aventura de la exploración

Según Fabrice Condominas, la exploración es el corazón del juego. Durante la ronda de preguntas quise saber si encontraríamos algo similar, en dimensiones, a los presentados en Dragon Age Inquisition, y la respuesta que obtuve es que no son comparables. Por lo que pude comprobar, en general van a ser de mayor tamaño, pero es posible que no todos. ¿Cómo es esto? Según el productor, hay dos tipos de planetas: los ‘Story Planets’ son los más importantes, pues en ellos se avanza la historia y descubrimos más secretos sobre Andromeda y su situación actual; luego están los planetas secundarios, donde llevaremos a cabo algunas misiones, pero son opcionales. El mapa que se recorre durante la primera misión es bastante amplio, y tiene varios puntos secundarios a los que podemos acudir, si queremos. Las diversas ramificaciones del mapa nos harán preguntarnos si escoger el camino derecho o izquierdo en una bifurcación es una camino más rápido o no, o si nos perderemos algo importante en la otra alternativa.

En estos mapas podemos encontrar misiones secundarias, así como NPC con los que interactuar. Además, los controles varían ligeramente cuando estamos en una zona sin conflicto. De esta manera, podemos trepar pequeñas alturas -una, no penséis que esto va a ser un Uncharted o un Assassin’s Creed-, así como activar la omniherramienta para escanear el entorno. Esto es muy importante, por cierto, porque nos permitirá identificar seres vivos como plantas, minerales desconocidos o tecnología alienígena. Al hacerlo, obtendremos puntos RD, que más tarde podremos utilizar en la terminal R&D -Research & Development, si no me equivoco-, donde descubriremos, primero, planos de armas y modificadores para después desarrollarlos-.

Algo fundamental de la exploración, y que ha sido uno de los elementos más destacados de las revelaciones de BioWare desde su primer tráiler, es el Nomad. La comunidad de jugadores recuerda el Mako como uno de los elementos más odiados de la saga, aunque también amados tras su desaparición. Para su regreso en Mass Effect Andromeda, BioWare ha trabajado con el estudio de desarrollo de Need for Speed, con el fin de conseguir un vehículo que sea cómodo de controlar a la ver que se comporta de manera lógica. Su control es sencillo, acelerar, frenar y orientar la dirección, sin giros locos que puedan hacer difícil la experiencia. Pierde la capacidad de ascender pendientes imposibles, pero cambiándolo por la credibilidad. El Nomad tiene dos opciones de “tracción”, una permite recorrer pendientes escarpadas o resbaladizas -sacrificando la velocidad-, mientras que la otra proporciona mayor rapidez en los terrenos llanos. No podía olvidarme del turbo, por supuesto, algo limitado para mi gusto durante la misión en la que lo probé. Sin embargo, no es un inconveniente ni algo que deba preocuparnos, en principio, este aspecto, así como otros elementos como el aspecto exterior del Nomad, pueden modificarse en la Tempest.

No obstante, no es obligatorio utilizar este vehículo de exploración. Nuestro descenso a los mapas no será como en la trilogía, sino que la Tempest puede aterrizar sobre los planetas. De esta forma, podremos recorrerlos a pie -si las condiciones lo permiten- o incluso acceder a una zona explorable tras haber recorrido algún asentamiento, como en el caso de Kedara. De hecho, cuando salimos del puerto a la parte ‘salvaje’ del planeta, nos llega un aviso de SAM en el que nos informa que el Nomad ha sido desplegado. Mediante una cápsula que aterriza sobre la superficie, podemos acceder al vehículo, así como cambiar las armas que llevamos equipadas, si queremos -incluyendo el tipo de arma que prefiramos, cambiar un fusil de asalto por uno de francotirador-. De todas formas, hay que tener en cuenta el tipo de planeta en el que nos encontramos antes de lanzarnos a la aventura a pie. Las condiciones ambientales pueden afectar a la protección de nuestro traje, exponiéndonos a las inclemencias que terminarán dañando nuestra vida. Además, otros elementos, como fuego, hielo, gases tóxicos o gases pueden afectarnos.

Mass Effect Andromeda Squad

Relaciones entre personajes

Como no podía ser de otra manera, las relaciones entre Ryder y sus compañeros son algo que causa mucha expectación entre los jugadores. A la hora de conversar con ellos, así como otros NPC del juego, tendremos cuatro iconos que señalarán el tono de nuestro diálogo: emocional, lógico, profesional y casual. En la demo que yo jugué, la rueda de diálogos es ligeramente distinta a la vista en el tráiler gameplay: en color azul y con los iconos más pequeños y esquemáticos. Según Condominas, la Tempest es el punto de partida con nuestros compañeros, así como el lugar donde se inician las relaciones románticas, y es aquí donde quiero hacer un inciso. El tono ‘emocional’ está representado con un corazón. Dada mi experiencia con Dragon Age Inquisition, me crea cierta confusión: ¿la respuesta que he dado es un primer paso a un tonteo, parte de un sentimiento más emocional como en Horizon: Zero Dawn o ambas a la vez? Dado el poco tiempo que pude estar probando el juego y la cantidad de cosas que quería ver, no pude prestar demasiada atención a este aspecto. Sí os puedo decir que este icono apareció en dos conversaciones: una, con un NPC ajeno a la Tempest con quien tenía que hablar para conseguir información para una misión; la otra, hablando con una mujer en el puente de mando de la nave. En este último caso, me pareció que las posibilidades de la respuesta abrirían camino hacia una relación romántica, pero no creo que deba afirmarlo con rotundidad.

Por otro lado, las relaciones de nuestros compañeros no se limitarán únicamente a las interacciones con Ryder, sino que nuestros compañeros también hablarán entre ellos. Durante la misión en Kedara tenía como miembros de pelotón a Cora y a Jaal, el Angara, y fui testigo de dos temas de conversación, uno centrados en las habilidades bióticas y otro en los hobbies. Este elemento ya lo vimos en la trilogía original, por ejemplo, en las conversaciones que saltaban a veces en los trayectos en ascensor, pero también en Dragon Age Inquisition, donde nuestros compañeros hablaban entre misiones o durante ellas. En Mass Effect Andromeda, las conversaciones entre los miembros del pelotón se asemejan más a este último caso, surgiendo y desarrollándose con naturalidad.

Mass Effect Andromeda

Un tour por la Tempest

Nuestra base en esta aventura será la Tempest, una nave de exploración de dimensiones más pequeñas que la Normandy, pero mucho más completa. Para empezar, sus estancias parece mucho más amplias, y la transición entre ellas es tan sencilla como atravesar una puerta o bajar unas escaleras. No hay ascensor en el que esperar, ni pantallas de carga ocultas. Como es de esperar, nuestros compañeros tienen una zona reservada para ellos, que encaja con su personalidad. No hay más que ver el laboratorio que Peebee ha montado, o las plantas que Cora cuida con dedicación.

En una de las salas principales se encuentra una consola, en la que podemos acceder al laboratorio R&D que he mencionado antes, así como a las misiones Strike Team. Este aspecto corresponde a las misiones multijugador, que estarán protagonizadas por un equipo de asalto del Nexus. Cuando BioWare decía que no haría falta cerrar el juego para acceder al MP, se refería precisamente a esto.

Mass Effect Andromeda

Creación de personaje

Algo característico de los juegos de BioWare es la posibilidad de personalizar a nuestro protagonista. Cuando inicias una nueva partida, este menú está plagado de opciones que pueden desconcertar en un principio, pero después se hacen bastante asequibles. Tras elegir entre Scott y Sara Ryder, tenemos hasta nueve rostros predeterminados entre los que elegir, bien para utilizarlos definitivamente, o para utilizarlos como base para la personalización. Las variaciones se estructura en barras de intensidad, como ha sido habitual en la saga, aunque reproduce la forma de elegir el color de ojos que vimos en Dragon Age Inquisition -color interno y externo del iris-. Por supuesto, hay un amplio abanico de posibles peinados, algunos extraídos directamente de la trilogía original -al menos, reconocí el que utilizaba yo con mi Shepard-, todos con un modelado más detallado que elimina esa sensación de peluca engominada. También podemos personalizar a nuestro hermano, y hay otras opciones muy interesantes que no mencionaré para no reventaros la novedad.

Banda sonora

Tuve apenas un atisbo de la música que nos acompañará en nuestra aventura por Andromeda, pero he de decir que le encajaba como un guante. La música del menú principal me recordaba ligeramente a Dragon Age Inquisition, por su tono calmado pero a la vez épico, mientras que la que resonaba en las misiones tenía claras reminiscencias al primer Mass Effect, por esos tonos realizados con un sintetizador. De hecho, buena parte de lo que pude ver del juego trajo recuerdos de este título. No se sabe aún quién es el compositor de la banda sonora, aunque en el tema principal de Mass Effect Andromeda fue interpretado durante el Video Game Musical Odyssey y, según el programa, su autor era John Paesano.

Varios años sin información y un retraso en su fecha de lanzamiento no han impedido que nos encontremos ya a 30 días de su llegada a las tiendas. BioWare ha mostrado con esta demo -que no era una versión defitinitiva y tenía aún algunos elementos por pulir- que el juego tiene todas las opciones de superar la alargada sombra de la trilogía original. El próximo 23 de marzo lo comprobaremos.

¿Te gusta este artículo? ¡Vótame en los Premios 20 Blogs siguiendo este enlace!
Anuncios

7 pensamientos en “Primer contacto con Mass Effect Andromeda

  1. Es una pena que se le esté haciendo tanta publicidad negativa por culpa de los trolls de Internet. Yo creo que va a ser interesante como el anterior Mass Effect. La putada de las redes sociales es que no sólo se les da voz a gente que da su opinión sin malicia, si no a la cantidad ilimitada de trolls y gente que repite lo mismo sin pensar ni porqué lo hacen. En fin, espero que ésto no les frene de continuar la saga 🙂

    Me gusta

    • Como las científicas que manda la NASA al espacio, no? O como Sally Ride, la mujer a la que homenajeaban en teoría en este juego. O como Valentina Tereshkova, Eileen Collins, Peggy Whitson…

      Me gusta

¿Algo que decir? ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s