El juego que me marcó/PC Master Race/Retro

Star Wars: La amenaza fantasma. Un juego para sentir la fuerza

Star Wars siempre ha estado presente en mi familia, como la fuerza en la de los Skywalker. Aprendí a querer a la trilogía original de la mano de mi padre cuando era muy pequeña, tanto, que sólo tengo el recuerdo de que siempre me ha gustado. Coleccionar cosas relacionadas con las películas era algo normal, como esas pequeñas figuras articuladas que mi padre compró tras el lanzamiento de El Retorno del Jedi, o la caja de Lego del Landspeeder de Luke cuando yo tenía 8 años. Y en el campo de los videojuegos, el primero que tuvimos fue Super Star Wars para Super Nintendo, pero no el único.

Son muchos los juegos de Star Wars que teníamos para PC: dos de X-Wing Fighter vs TIE Fighter, Yoda Stories, Dark Forces, Jedi Knight… Pero el primero que fue verdaderamente mío fue Star Wars: La Amenaza Fantasma para PC. Un regalo de reyes muy apreciado y que me acompañó durante mucho tiempo. El juego, para quienes no lo conozcan, fue lanzado en el año 99 tanto para PC como para PlayStation y contaba, con ciertas divergencias, la historia de la película a través del punto de vista de cuatro personajes: Qui-Gon Jinn, Obi Wan Kenobi, Padmé Amidala y el Capitán Panaka.

Aunque es un juego que me gustó mucho, también lo recuerdo con horror porque, aunque no lo parecía, perder vida era muy fácil y recuperarla absolutamente complicado… excepto si utilizabas el truco “Give me life” (aunque su uso estaba limitado). Lo cierto es que era una tramposa, me pasaba el día introduciendo trucos como Happy (que me dejó un poco perturbada cuando me salió el mensaje “Abre tu corazón”) o “I like to cheat”, que me proporcionaba armas maravillosas con las que más de una vez me maté a mi misma (como con el detonador termal o el bazooka). Nunca supe, por desgracia, que el truco para bajar la dificultad era “I stink” y por mucho que su significado fuera insultantemente cierto me habría ahorrado muchos quebraderos de cabeza en los combates.

Porque como decía antes, la vida se escapaba con facilidad en cuanto te veías rodeado de androides de la federación de comercio, moradores de las arenas, monstruos para los cuales no tengo nombre o incluso las criaturas del pantano de los Gungan (o los mismos Gungan, porque yo fui incapaz de rescatar a Jar Jar sin atacarlos). Recorrer los distintos niveles con menos de un 40% de vida era asegurarse el fracaso antes o después. En mi caso, como jugadora inexperta que era, tenía tendencia a guardar la partida en cuanto superaba una zona, aunque tuviera un porcentaje de vida ínfimo que suponía mi muerte en cuanto me cruzaba con el siguiente enemigo. Oh, cuántas veces tuve que reiniciar nivel por culpa de mi pésima estrategia.

Lejos de ser un simple juego de acción en tercera persona (que también), cada nivel tenía sus particularidades que condicionaban nuestra manera de avanzar en el juego, aunque algunos elementos eran comunes a todos: investigar, obtener información y conseguir ciertos objetos que nos permitiera alcanzar el final de la zona y superar el nivel. Si bien los dos primeros niveles eran sencillos (aunque en general todos bastante pasilleros), tomar el control de Qui-Gon Jinn para recorrer Tattoine en busca de las piezas que necesitábamos era la parte más complicada (para mí) del juego, porque teníamos que estar atentos a los diálogos, las peticiones y, por supuesto, a cada casa y escondite dentro de una población tan pequeña. Las misiones secundarias no aparecían como tal, sino que los NPC te pedían cosas y tú tenías que acordarte de hacerlas. En ocasiones, además, eran inútiles y podían condicionarte mucho a la hora de conseguir superar el nivel. De nuevo Tattoine fue una tortura, por la cantidad de negocios que probé a hacer para conseguir el T-14 y que lo único que consiguieron fue quitarme objetos que necesitaba.

 

Una pena, para mí, que no incluyese un minijuego con las carreras de vainas, un poco al estilo Star Wars Racer de Nintendo 64. Me llevé una enorme decepción cuando por fin conseguí llegar al nivel previo a la carrera y lo único que tenía que hacer era devolverle una pieza robada a Anakin y… sentarme a mirar (y ni eso). Star Wars: La Amenaza Fantasma para PC es un juego que recuerdo con mucho cariño, aunque ciertamente no es de mis favoritos de la saga. Otro día os hablaré de mis experiencias con el Jedi Knight, que me hacía pasar del amor al odio en menos de diez minutos.

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Anuncios

4 pensamientos en “Star Wars: La amenaza fantasma. Un juego para sentir la fuerza

  1. La verdad es que jugué muy poquito a este, como a prácticamente todos los juegos de Star Wars basados en las precuelas (supongo que porque las pelis me decepcionaron bastante). No fue así con la saga Jedi Knight ni con los simuladores espaciales (XWing, TIE Fighter) que han sido algunos de mis favoritos.

    Es curioso lo que comentas de la dificultad en los juegos. Recuerdo juegos en los que abusé del uso de trampas o trucos porque era incapaz de pasarlos honradamente, y cuando he vuelto a jugarlos muchos años después no he detectado tanta dificultad. Supongo que la edad a la que juegas a un juego por primera vez marca y mucho la percepción de su dificultad.

    Le gusta a 1 persona

    • Muchos de los juegos a los que jugué de pequeña me parecían imposibles por aquel entonces (aventuras gráficas en su mayoría). Necesité varios años para empezar a pasármelos por mi cuenta y para cuando cumplí los 16 ya no se me resistían tanto. Supongo que el PEGI no es sólo útil para proteger la inocencia de los niños, sino también para que no se frustren! 😛

      Le gusta a 1 persona

¿Algo que decir? ¡Comenta!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s